Febrero 26, 2017

Banner vinos y cepas Vertical 164×404

Cementeras anotan su menor crecimiento en ventas en tres años por desaceleración

cementeras

Ventas agregadas de la industria, que considera a las mayores cementeras del país -Melón, Polpaico y Bio Bio- tuvieron un crecimiento modesto, de 3,7%, hasta los $339.826 millones.

Las ventas de cemento y hormigón son buenos indicadores del desempeño de la economía de un país: mientras menor es la expansión de la economía, menor es la inversión en construcción y más baja la demanda por cemento.

De acuerdo con los resultados reportados a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) por las tres principales cementeras del país -Melón, Polpaico y Bio Bio- las ventas agregadas de la industria se elevaron solo 3,7% durante el primer semestre de 2016, totalizando $339.826 millones, cifra equivalente a unos US$514 millones.

Se trata del menor crecimiento de ventas en los últimos tres años.

El mayor incremento en este grupo lo protagonizó Cementos Bio Bio, empresa que aumentó sus ventas en un 6,6% durante el primer semestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, hasta $151.900 millones, apoyadas principalmente por los mayores volúmenes despachados en los negocios de cemento y cal.

“El mercado nacional se ha visto afectado por las menores tasas de crecimiento de la economía en los últimos años, implicando un estancamiento en la inversión en construcción distinta al sector inmobiliario. A nivel país, el PIB creció un 2,1% el año 2015, y para este año se proyecta un crecimiento de 1,6%”, dice Cementos Bio Bio en su análisis razonado enviado a la SVS.

En el caso de Cementos Polpaico, sus ventas registraron solo un crecimiento de 2% durante el primer semestre respecto al mismo periodo del año anterior, hasta $75.927 millones. La compañía indicó que al 30 de junio los volúmenes despachados disminuyeron un 1,7% respecto a igual periodo del año previo y que se registró “una caída en el volumen de hormigón fundamentalmente en la zona norte del país por efecto de una menor demanda del sector minero”.

En ese contexto, la empresa explicó en su análisis razonado que los mayores ingresos operacionales se deben principalmente “al aumento del precio promedio de venta de cemento y hormigón, ambos explicados fundamentalmente por el efecto positivo en el sector construcción de la postergación de la aplicación del IVA en las ventas de viviendas, especialmente en la región Metropolitana donde se concentra aproximadamente el 40% de las ventas de cemento y hormigón”.

La compañía también comenta que ha implementado un plan de eficiencia y economía de los procesos que incluye medidas tales como alcanzar el 15% en la utilización de combustibles alternativos y reducción del consumo eléctrico y de servicios de terceros, y que estas medidas “permitieron atenuar la depreciación del peso”.

“La compañía espera visualizar los efectos del mencionado plan de eficiencia y economía fundamentalmente en el 2017, estimándose un ahorro en un monto equivalente al 3% del costo anual”, comenta.

La empresa que menos elevó sus ventas fue Melón. Según indicó la compañía, las ventas registraron un crecimiento de 1,2% entre los meses de enero y junio, en relación al mismo lapso de tiempo de 2015, hasta $111.998 millones. Pese al escenario más desafiante producto de la desaceleración de la economía chilena, la firma destacó por un incremento en sus ganancias de un 37%, hasta $8.636 millones.

Melón indicó en el análisis razonado enviado a la SVS que “el positivo resultado del presente ejercicio, no obstante el escaso crecimiento del mercado, se debe en parte a un mejoramiento de los precios de venta más la aplicación de planes de excelencia operacional que han significado menores costos variables”.

Fuente: http://www.pulso.cl

Related posts